Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


jueves, 21 de septiembre de 2006

El PP y la suma variable

Estos días desde la resaca del Referéndum del Estatut de Catalunya, venimos observando las declaraciones de los perdedores absolutos del Referéndum, aquellos partidos políticos que han promovido el NO y en especial el Partido Popular y su presidente Mariano Rajoy, que de una manera impropia de un partido constitucional intenta apropiarse de la abstención para sumarla a su NO y así asegurar sin ninguna vergüenza que la decisión de los Catalanes de apoyar el SI masivamente es un espejismo, por que por primera vez en la Historia el PP cuenta las abstenciones con la decisión de votar NO, todo un galimatías y un expediente por resolver por parte de Fox Madler y Dana Scully, que por la rotundidad del apoyo de los catalanes a su nuevo Estatuto.

Pues bien el PP nuevamente nos demuestra que su lógica esta reñida con la realidad y la inteligencia. Este intento de apropiación indebida de la abstención en este referéndum por parte del NO, aparte de irreal, es un flaco favor a la democracia y una burla a la decisión tomada por los votantes y ciudadanos de Cataluña de refrendar su nuevo Estatuto.

Según el PP y en base a su ilógica cuenta de la vieja, de esta manera Mariano Rajoy ha sido Consejero de una autonomía como Galicia que su Estatuto fue votado a favor por el 73,3% entre el 28,2% que voto, por lo que según la nueva forma de contabilizar el NO de 1980 hubiera sido de mas del 80%; pero también podemos extrapolarlo a la victoria rotunda del SI en el Referéndum del Tratado de la Constitución Europea por un 64,2% del 40,9% que ejercieron su voto, en aquel entonces el PP lo trato de rotunda victoria del SI, pero por lo que se ve se les olvido contar a favor del NO a los abstencionistas.

El PP maneja las cuentas como una balanza, dependiendo del lado en el que este Rajoy, las abstenciones se cuentan o se omiten, como en las elecciones del 2000, que el PP saco la mayoría absoluta con el 44,52 % de los votos del 68,71% votos emitidos, ahí Aznar y Rajoy no contabilizaron la abstención como se venia haciendo hasta que sus posiciones posicionamientos no reciben mas del 20% del apoyo del electorado.

Si siguiéramos con esta forma de medir las consultas o movilizaciones que ahora nos propone el PP, podíamos decir que el pasado 10 de junio mas de 44 millones de personas estaban a favor de la posición del Gobierno y de José Luis Rodríguez Zapatero de propiciar la llegada a buen puerto del proceso de Paz que se iniciara, para el fin de la violencia terrorista de ETA, ya que la concentración convocada en su contra, fue secundada solo por unas 200.000 personas.

Pues bien creo que el PP esta cayendo en la mas absoluta desvergüenza, en la utilización irrisoria de los datos y del estado de derecho, creo que el PP esta traspasando la línea del juego democrático, situándose en posturas mas cercanas de los datos que facilitaba el Ministerio de Gobernación de la dictadura franquista, en aquellos, según ellos, masivos respaldos al régimen de su generalísimo, tal y como ahora el PP y los medios de comunicación afines al PP, hacen con su nuevo generalísimo Mariano Rajoy.

Gracias.