Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


domingo, 4 de marzo de 2007

Ay, Carmela

Una obra que llena de color y sentimiento los corazones de los espectadores.

Esta obra recorre los corazones y los sentimientos no solo de los personajes, sino de los espectadores, que durante cerca de 2 horas, se ven inmersos en una historia llena de emotividad, de vida, de sensibilidad y por que no decirlo de sentimiento democrático y de apoyo a los mas desfavorecidos.

La interpretación por parte de Santiago y Verónica es excepcional, llenan de una manera sublime el escenario, una ambientación muy sobria y un decorado exquisito.

Una obra para ver, para que los espectadores se identifiquen con los personajes y con el mensaje de la obra.

No hay comentarios: