Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


domingo, 2 de septiembre de 2007

El Autobús Búho

Las últimas semanas, y en plena temporada alta veraniega, diversos politicos de diversos partidos y varios medios de comunicación, se estan despachado a gusto con declaraciones en contra del autobús búho que une Suances con Torrelavega y con elr esto de servicios que cubren la región, culpando a ese útil y demandado servicio de ser el culpable de que las y los jóvenes se acerquen a Suances y a otros municipios a disfrutar de los tan promocionados miércoles, jueves o fines de semana y veraneo de copas que durante años ese consistorio y otros han venido fomentando en el resto de la región.

Las declaraciones efectuadas por estos dirigentes critican el uso que las y los jóvenes hacen de ese servicio, acusándoles de venir a estos municipios a hacer botellones en las playas y parques, en ser generadores de residuos incontrolados y de infundar alarma social. En definitiva, estos dirigentes acusan irresponsablemente a la juventud de Cantabria que viene en ese transporte publico, de ser unos borrachos, vagos y maleantes, palabras que me recuerdan a las que no hace mucho tiempo dedicaba Aznar a la juventud española.

Pero lo más sorprendente de estas declaraciones son que a quienes atacan en esta situación es, como se suele decir, al mensajero, a las instituciones regionales, que ante una demanda de la juventud, solicitando un transporte nocturno que permita que las y los jóvenes puedan disfrutar de su ocio en esas bellas y animadas localidades costeras o capitales de comarca. Estos dirigentes, culpabilizan al autobús Búho de fomentar el consumo irracional de alcohol, la generación indiscriminada de residuos y la inseguridad en sus calles, sin tener en cuenta que gracias a ese servicio muchas familias pueden estar tranquilas, ya que sus hijos, hermanos, nietos, primos, etc., no tienen que coger el coche y jugarse la vida en las carreteras que a tantos jóvenes y no tan jóvenes les ha costado la preciada vida.

Creo que estas declaraciones y acusaciones son más bien una pataleta, no saber asumir las necesidades que Suances y otros municipios tienen, cuya promoción está orientada en gran parte al ocio nocturno, y plantear soluciones que como dirigentes politicos y sociales tienen la obligación de dar, para que las situaciones excepcionales de unos pocos jóvenes y no tan jóvenes, no afecten al conjunto de la ciudadanía y sobre todo, de un servicio que hace una importante labor como la de facilitar que nadie tenga que jugarse la vida cogiendo un coche para disfrutar del saludable ocio nocturno de tan bellas localidades, en la que la hostelería es uno de los principales motores de su riqueza.

Pues bien, le solicito a estos dirigentes politicos y sociales que rectifiquen los insultos y descalificaciones que ha vertido de manera genérica hacia la juventud de Cantabria y en especial de quienes mayor uso hacen del autobús búho, que son las y los jóvenes de la Comarca del Besaya, así como que fomente la utilización de los transportes públicos frente a los vehículos privados, sobre todo de noche, para, de esta manera, impedir que ninguna persona deje la vida en las carreteras de nuestra región por el binomio ocio y conducción, un ocio al que todos los ciudadanos tenemos derecho, siempre que se haga respetando las normas principales de convivencia.

No hay comentarios: