Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


jueves, 11 de octubre de 2007

Rajoy Jefe de Estado

Ayer hemos asistido al mensaje Institucional del 12 de octubre “día de la Hispanidad”, por parte del llamado a ser, no Presidente del Gobierno en marzo de 2008, sino Jefe del Estado por la gracia del PP y de Aznar.

Este mensaje lanzado, por el que estas semanas defendía el papel de la corona y su carácter intocable en el Estado de Derecho que vivimos, se ha erigido en “Jefe de Estado” y nos ha mandado un mensaje de Paz, de concordia y de defensa de los valores que nos unen a todos los ciudadanos de bien, la utilización del terrorismo como arma política y los ataques al gobierno y su Presidente electo José Luis Rodríguez Zapatero.

Pues bien, una vez más rajoy a tirado de librillo y ha cogido lo mejor de sus antecesores en su cargo, ha tomado la decisión de erigirse en caudillo ante sus fieles, utilizar el terrorismo para conseguir réditos electorales y el secuestro de lo de todos en pro de uno mismo, el PP esta más cerca de la “C” de CEDA que de la de UCD.

1 comentario:

el socialista dijo...

Bueno, la matraca sin tregua de aqui a Marzo está cantada...espero que esos ilusos que pensaban que el PP tenia un mínimo sentido de Estado y cultura democratica, hayan entendido al fin como está el percal. El PP hace lo que le da la gana con todo, y es capaz de poner patas arriba todo y enmierdarlo todo con tal de "derribar" a ZP. Da igual lo que haga o diga ZP, le darán la vuelta a la tortilla gracias a la desvergüenza de sus líderes, el seguidismo marcial y acrítico de sus seguidores, y la entrega sin mácula de sus medios. Da igual la realidad, los datos, da igual la legalidad vigente, da igual todo.... al PP le vale todo con tal de alcanzar el poder. Nada nuevo bajo el sol, si lo miramos con perspectiva, al fin y al cabo la derecha española fué capaz un 18 de julio de destruir España con tal de conseguir el poder. Nos veremos en Marzo en las urnas.... sin duda el PP es una máquina de animar a votar a abstencionistas de izquierda.
un abrazo