Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


sábado, 17 de mayo de 2008

17 de mayo Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia

Se cumplen 18 años desde que el 17 de mayo de 1990 la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) suprimió la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales y desde esta tribuna quiero unirme a la celebración de este día por parte de todo el colectivo LGTB. En esta fecha de conmemoración quiero hacer una llamada a la sociedad para reivindicar el final de todas las formas de persecución por orientación sexual e identidad de género.

Muchos han sido los avances conseguidos en la anterior legislatura para el colectivo LGTB y situando a España como un referente mundial en el desarrollo de políticas de igualdad. Tanto la reforma del código civil que permite el matrimonio y la adopción por personas del mismo sexo; como la llamada “Ley de Identidad de Género” que dignifica a las personas transexuales permitiendo realizar los cambios pertinentes relativos al sexo y nombre de su documentación oficial.

Pero esto no es suficiente ya que la LGTB-fobia sigue estando presente en nuestra sociedad y es por ello que deben impulsarse medidas contundentes para erradicar cualquier tipo de discriminación. Un ejemplo claro de iniciativa al respecto es la “Ley para la Igualdad de Trato y contra la Discriminación” propuesta por el PSOE durante la campaña electoral y que apoyo incondicionalmente.

Por otro lado, desgraciadamente, hay que seguir mencionando la situación mundial de la LGTB-fobia, ya que hay más de 70 países en todo el mundo donde se persigue a los ciudadanos por su orientación e identidad de género y en 8 países (Afganistán, Arabia Saudí, Irán, Mauritania, Pakistán, Sudán, Yemen y algunos estados del norte de Nigeria) se siguen castigando las relaciones entre personas del mismo sexo con la pena de muerte.

Por todo esto, quiero sumarme a las reivindicaciones del colectivo LGTB y mantenerme en una situación de combate contra cualquier actitud discriminatoria. Por ello:

Rechazo frontalmente cualquier tipo de discriminación. La promoción del respeto a la diversidad en su sentido más amplio me parece el eje fundamental para construir una sociedad justa e igualitaria basada en el ejercicio de los derechos humanos.

Insto a los organismos internacionales a que velen por el cumplimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, especialmente en aquellos países donde se realiza una clara persecución a la comunidad LGTB.

Quiero plantear a los ayuntamientos, al gobierno de Cantabria y al gobierno de la nación a que declaren oficialmente el 17 de mayo como Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Sigo apoyando todas las iniciativas educativas que permitan la progresiva eliminación de la LGTB-fobia de nuestra sociedad. Como joven, considero necesaria la impartición de una asignatura como es Educación para la Ciudadanía donde se trabaja en el respeto a la diversidad en su sentido más amplio en el marco de la libertad y la tolerancia.

Como joven comprometido no puedo mantenerme al margen de la discriminación que aún sigue aconteciendo diariamente en nuestro entorno. Por eso, en una jornada de actuación, denuncia y reflexión contra la homofobia y la transfobia, los ciudadanos salimos una vez más a la calle para reclamar una sociedad más libre, más justa y más diversa. Alzamos especialmente la voz por todos aquellos que, en diferentes lugares del mundo, no pueden expresar su sexualidad con libertad y sufren diariamente el odio, el rechazo y la marginación por querer vivir su realidad personal de una manera digna.

Hoy y siempre, juntos contra la LGTB-fobia podemos conseguirlo.

Santander, a 17 de mayo de 2008

2 comentarios:

xiabre dijo...

y también "Día das Letras Galegas".
Saludos

gustavo dijo...

Raul, excelente post que nos recuerda que los valores humanos son más importantes que los mandamientos doctrinarios.
Me causa fortuna y placer saber que existen personas que recuerdan como vos, estas cosas, humanas como pocas...