Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


jueves, 26 de febrero de 2009

LA BANCA SOLICITA SER RESCATADA POR EL DINERO DE LOS CIUDADANOS

Estos días estamos viendo como desde las direcciones de los grandes bancos se están empezando a oír las primeras voces, para que el estado y los poderes públicos, vayan en rescate de aquellos que parece ser son los mas débiles, con el fin de reflotarles de manera temporal, hasta que amaine la tempestad económica que estamos sufriendo el conjunto del planeta.

Estas peticiones llegan, después que el estado español haya inyectado una enorme cantidad de dinero para dotar de liquidez al sistema bancario español y que de esta manera los bancos puedan nuevamente conceder créditos con plenas garantías a los ciudadanos y paliar el parón de consumo que se esta produciendo.

Pues bien, me resulta ciertamente gracioso que los grandes bancos, soliciten que se refloten aquellos estamentos que no están en buenas condiciones, sin imponer unos criterios y auditorias que determinen cuales han sido los motivos por los que han llegado a esas situaciones y quienes son los culpables de tan nefastas gestiones y en la mayoría de las ocasiones de las grandes sumas de dinero que se han embolsado por medios del reparto de los beneficios que ahora solicitan paguen los poderes públicos y por ende toda la ciudadanía.

Este hecho resulta paradójico, cuando los ciudadanos vemos como nos niegan una y otra vez los préstamos que antes nos incitaban que hiciéramos en unas condiciones inmejorables y que en estos momentos nos acusan de no ser garantes de dicha solvencia. Eso si, nos solicitan por medio del estado que les reflotemos todos aquellos que no somos garantes de solvencia, que lo hagamos con el dinero de todos, mientras ellos con el suyo, liquido nuestro, se lo niegan a los ciudadanos y se lo ofrecen a los clubes de futbol para fichar jugadores por la irrisoria cantidad de 75 millones de Euros.

Creo que esta desfachatez supina se cataloga por si misma, por lo que el estado lo que debe de proponer, antes de inyectar liquidez a los bancos, es una investigación, para ver donde van y han ido los grandes beneficios de la banca española en los años buenos, y poner medidas para que no se den estas situaciones y la economía de mercado no tenga la caradura de pedir que los ciudadanos de a pie paguemos sus platos rotos en los tiempos de crisis y paguemos sus grandes repartos de beneficios en los tiempos de Bonaventura.

No hay comentarios: