Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


jueves, 21 de mayo de 2009

Trillo es el principal responsable político de las identificaciones erróneas de las víctimas del YAK-42

Los tribunales de Justicia han hablado y han establecido la responsabilidad penal del general Navarro y de sus subordinados durante el proceso de identificación de los 62 militares fallecidos por el accidente del YAK-42- Ahora el momento de que Trillo asuma que es el principal responsable político de las identificaciones erróneas de las víctimas, y que obre en consecuencia.

Por ello, exijo a Federico Trillo que entregue su acta de diputado, y pida disculpas a las familias por el trato indigno e irrespetuoso que les ha dado a lo largo de estos años, y porque su comportamiento cobarde e insensible lo convierte en un mal representante de los ciudadanos, que sin duda esperan mucho más de alguien que ha sido miembro del Gobierno de España, de un diputado, que además no pierde ocasión para intentar dar lecciones de dignidad a sus oponentes políticos.

Pocas lecciones puede dar Trillo a nadie, me muestro indignado ante la reacción del ex ministro, que una vez más, ha eludido asumir su responsabilidad y se ha presentado ante los ciudadanos como una víctima, olvidando que las verdaderas víctimas son los 62 militares muertos, y sus familias, cuyo dolor supeditado por el entonces ministro de Defensa a la posibilidad de ofrecer una buena y emocionante imagen a las televisiones que conmoviera a la ciudadanía.

Hasta ahora Trillo se ha escondido detrás de su acta de Diputado, y de la falta de una sentencia firme que confirmara que todo el proceso de identificación de las víctimas del Yak-42 fue una auténtica chapuza, pero la sentencia condenatoria que se ha hecho pública ha eliminado cualquier excusa y coartada.

Por último, puesto que Trillo ya ha hecha pública su postura, y su negativa a asumir su parte de responsabilidad, tendrá que ser Rajoy el que actúe y le exija que renuncie a su acta de diputado, y que pida excusas a las familias.

No hay comentarios: