Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


viernes, 26 de junio de 2009

28 de junio, día del orgullo LGTB

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Orgullo Gay, Lésbico, Transexual y Bisexual (LGTB), quiero recordar que la mejor forma de luchar contra las conductas discriminatorias es fomentando una educación en igualdad, tal y como hace Educación para la Ciudadanía, una asignatura que tiene entre sus principales objetivos dar a conocer y fomentar el respeto a la diversidad.

Es por esto quiero sumarme a esta celebración, y aprovechar que los agentes sociales han marcado 2009 como el año de la Diversidad Afectivo-Sexual en la Educación, para reivindicar la importancia de que se trabaje la visibilidad de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales dentro del sistema educativo, de que se impulsen programas de formación sobre la diversidad afectivo-sexual, y de que todos nos impliquemos en la lucha para erradicar el acoso escolar LGTBfóbico.

Si realmente queremos construir una sociedad en que la igualdad efectiva entre todos los ciudadanos se convierta en una realidad, tenemos que empezar por formar a los jóvenes en valores, crear desde la escuela una conciencia ciudadana de rechazo a cualquier tipo de discriminación, de tolerancia y respeto por el que es diferente o no piensa como nosotros.

Se trata de continuar con el cambio radical que a día de hoy mantiene a nuestro país a la vanguardia en el reconocimiento de derechos ciudadanos. Derechos que en momentos como este de crisis mundial, no pueden ser motivo de utilización política de aquellos que siempre intentan pisotear y recortarlos justo cuando más se necesitan.

Porque los que se oponen y manifiestan en contra de cualquier medida orientada a la ampliación de derechos individuales, o al reconocimiento y fomento de la igualdad real entre todos los ciudadanos, simplemente no creen en la libertad, y mucho menos están dispuestos a respetar a aquellos que viven, sienten o creen de forma diferente, a aquellos que no se someten a sus dictados y que se rigen por principios diferentes de los suyos.

Es un largo camino de reivindicación el que llevan recorriendo muchos hombres y mujeres activistas de los colectivos LGTB desde hace 31 años, y es por esto que quiero sumarme a la fiesta de todas y de todos, y hacer así un llamamiento a todas y todos los jóvenes para que participen en los diferentes actos y marchas organizadas con motivo del Día del Orgullo LGTB.

miércoles, 24 de junio de 2009

Que paguen la crisis los que la generaron y no los trabajadores

Nuevamente MAFO, el PP, la banca y los grandes empresarios, cargan la culpa de la crisis y la solución de la misma al abaratamiento del despido y a flexibilizar los derechos adquiridos de las y los trabajadores españoles.

Esta solución que en los últimos meses nos recetan los mismos que durante estos años se han enriquecido, que durante estos años han cobrado comisiones millonarias, los mismos que han blindado sus despidos, esos que han generado el desabastecimiento económico para créditos de usuarios y pymes, los que no invirtieron durante las vacas gordas y que piden ahora que las vacas flacas las paguemos los trabajadores de a pie.

Creo que hay que decir basta, que las y los trabajadores tenemos que pedir explicaciones a los culpables de la crisis, que tenemos que pedir al Banco de España que no diga cómo se encuentran de salud los bancos y cajas de nuestro país, que nos diga el PP cuáles son sus soluciones a la crisis, sin que tengamos que ser los de siempre, los trabajadores, los paganini de la misma, que los bancos y las cajas nos digan porque no utilizan nuestros ahorros para dotar de liquidez al mercado, o es que no son tangibles nuestros ahorros ahora, y que los grandes empresarios nos digan donde se fueron los multimillonarios beneficios antes de comenzar con las ERE en sus hasta ayer prosperas empresas.

Hoy alzo la voz como joven, como trabajador, como ser humano, contra aquellos que buscan quedar impunes de su responsabilidad directa en la crisis, alzo la voz contra aquellos que buscan que las y los trabajadores paguemos sus desmanes producidos durante estos años, contra aquellos que la solución que plantean es revocarme derechos e imponer desestabilidad, impunidad y sumisión. Contra todo eso me rebelo, y pido a mi Gobierno, a mi presidente, que cumpla con su compromiso de no abaratar mi despido y no dejar que revoquen mis derechos, así mismo exijo a mis sindicatos de clase, que defiendan al Gobierno en esta labor de mantener los derechos que los años de negociación y esfuerzo a base de nuestro trabajo nos hemos ganado.

Comentario de Iñaqui gabilondo

video

jueves, 18 de junio de 2009

Pido a la Iglesia Católica que deje de presionar a los diputados, por que no tienen derecho a imponer sus creencias religiosas

Quiero mostrar mi indignación ante los intentos de la Conferencia Episcopal de presionar a los diputados católicos para que voten en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y les quiero recordar que los diputados en el Congreso han sido elegidos por los ciudadanos en virtud de un programa político, y no de sus creencias religiosas.


Ningún diputado tiene derecho a anteponer sus propios prejuicios religiosos y morales al bienestar de los ciudadanos, porque en democracia, cuando se legisla, nunca se debe intentar imponer una determinada visión del mundo, sino abrir las puertas para que dentro del orden que impone la Constitución todos podamos sentir que nuestros principios y valores son reconocidos y respetados.


Quiero recordar a los obispos que de las Cortes generales emana la voluntad del pueblo a través del voto en unas elecciones, y que deberían ser más respetuosos hacia la soberanía popular y no erigirse como la voz de la moralidad porque en todo caso estarían llamando inmorales al conjunto de la sociedad democrática.


Por otro lado, niego que el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo vaya a aumentar el número de abortos.


El objetivo fundamental de la ley es garantizar definitivamente los derechos y la seguridad jurídica de las mujeres que deciden interrumpir voluntariamente su embarazo, la equidad territorial y el acceso a la prestación en la red sanitaria pública y concertada, y reducir el número de abortos que se llevan a cabo es este país.


Para ello se ha incluido en el texto de la ley de una estrategia de salud reproductiva que permitirá que los ciudadanos, especialmente los jóvenes, a más y mejor información y a una educación sexual, que contribuirá a reducir el número de embarazos no deseados, y por ello el número de interrupciones voluntarias del embarazo.


Desde que se comenzó a trabajar en la reforma de la actual legislación del aborto, hemos escuchado auténticas barbaridades, y quiero recordar unas declaraciones realizadas por Soraya Sáenz de Santamaría en las que afirmaba que tras la aprobación de la norma el aborto se va a convertir en un anticonceptivo más.


Duele que una mujer joven sea capaz de hacer ese tipo de demagogia, pero confundir a la ciudadanía forma parte de la estrategia política del PP, que no se va a salir del guión en ningún caso.

lunes, 15 de junio de 2009

La Ley de Dignidad Ante el Proceso de Muerte sitúa a Andalucía a la vanguardia en el reconocimiento de derechos civiles

Quiero expresar públicamente mi apoyo a la Ley andaluza de Dignidad ante el Proceso de Muerte, y afirmo que esta normativa sitúa a Andalucía a la vanguardia en el reconocimiento de derechos civiles, y a su política sanitaria en referencia obligatoria no sólo en España, sino en muchos lugares del mundo.

Para mi, esta es una norma necesaria y beneficiosa tanto para los enfermos y sus familias, que tendrán claros sus derechos, como para los médicos, que podrán actuar sin temer que se produzcan casos como el de la persecución de la Comunidad de Madrid al equipo del doctor Montes, en el que intencionadamente se confundieron términos como eutanasia y sedación de enfermos terminales.

Quiero destacar que se trata de una ley respetuosa con la actual legislación estatal, que regula y define toda una serie de prácticas que hasta ahora estaban sujetas, en caso de dificultades, a una interpretación subjetiva y a veces interesada, tal y como ocurrió en la Comunidad de Madrid en el caso Severo Ochoa, que dejaba desprotegidos a pacientes, familia y a los propios médicos.

Además, valoro como muy positiva la regulación que la ley realiza del derecho a la objeción de conciencia de los médicos, ya que obliga a que los profesionales informen sobre qué aspecto de la ley objeta, ya que no contempla la objeción a la ley en general, e impide que determinados centros hospitalarios se declaren objetores, al reconocer la objeción de conciencia como un derecho individual.

Quiero hacer un llamamiento a todas las Administraciones públicas para que sigan el ejemplo de la Junta de Andalucía, porque tal y como han afirmado los autores de la ley, la muerte forma parte de la vida, y resulta realmente cruel e injusto con enfermos y familia prolongar sus sufrimientos inútilmente. Además, creo que es necesario ir más allá, e impulsar un debate social sobre la eutanasia.

Por último, quiero felicitar a la Junta de Andalucía por realizar una política sanitaria en la que se pone el bienestar físico y psicológico de pacientes y familiares por encima de determinadas consideraciones de carácter moral, que no son válidas para todos los ciudadanos y que por eso mismo no han de imponerse sobre el bien común.

En este sentido, quiero recordar las terribles críticas vertidas contra la investigación con células madre, en la que Andalucía es una comunidad puntera de nuestro país, tras la concepción por selección genética de un niño sano que además ha tenido la capacidad de salvar a su hermano y librarlo de una muerte segura.

viernes, 5 de junio de 2009

lunes, 1 de junio de 2009