Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


jueves, 7 de julio de 2011

Ante la visita de Benedicto XVI

El día 18 de agosto de 2011 tiene prevista su llegada a Madrid Benedicto XVI, para asistir a la denominada “jornada mundial de la juventud” (católica). Para dicha visita el Gobierno de España y las instituciones de Madrid: Gobierno de Esperanza Aguirre y el Ayuntamiento de Gallardon, tienen previsto gastarse varias decenas de millones de Euros en alojamientos, seguridad, sanidad, publicidad, actividades lúdicas, limpieza, sonido, etc.. Así mismo empresas privadas han anunciado donaciones por valor de varias decenas de millones de euros, con las consiguientes desgravaciones fiscales a las que se han acogido. Hay cálculos que sitúan el gasto final en cerca de los 100 millones de Euros y una parte importante saldrá de las arcas públicas, entre gastos directos y exenciones fiscales.

Pues ante este hecho, manifiesto mi total desacuerdo con el recibimiento programado para recibir al Sr. Ratzinger, ya que viene, exclusivamente, en misión pastoral, así mismo manifiesto mi rechazo al gasto de dinero público para actividades que no sean las que genera una movilización ciudadana: seguridad y limpieza.

Pido al Gobierno de España, así como a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid, que no deriven dinero público para el evento denominado jornada mundial de la juventud (católica), ni para la visita de Benedicto XVI a Madrid, por consistir en un evento de carácter privado, salvo lo derivado de la seguridad y limpieza que requiere, habitualmente, cualquier movilización y acontecimiento ciudadano (privado). Y lo hago por que en esta época de crisis, no me parece razonable hacer estos gastos que son innecesarios y solo conciernen a una parte de la ciudadanía.

No hay comentarios: