Raúl Santiago García López


Raúl Santiago García López


lunes, 16 de julio de 2012

Manifestaciones pacificas


Estos días estamos viendo como las calles de nuestras ciudades se llenan de decenas de miles de vecinos que pacíficamente se reúnen, se concentran y se manifiestan, contra las medidas y los recortes que el Gobierno de Rajoy, aprueba una y otra vez sin pensar en las negativas consecuencias para el conjunto de la ciudadanía y en especial para parados y trabajadores.

Estas masivas reuniones, concentraciones y manifestaciones pacificas, son un claro ejemplo de que la mayoría social española es contraria a la política errática que ha puesto en marcha el Gobierno de Rajoy, para desmontar el estado de bienestar y retraer al conjunto de la clase trabajadora a finales del siglo XIX.

Una de esas medidas es que la policía actúe cargando de forma indiscriminada y contundentemente contra esos ciudadanos que pacíficamente se manifiestan, sin que medie provocación alguna o si la provocación es provocada por aislados individuos que en nada representan el carácter pacifico de la mayoría de manifestantes o concentrados.

Creo que esta actitud poca o nada responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad, responde a la línea dura que ha puesto en marcha el Gobierno del PP y que en Madrid representa la Delegada del Gobierno Cristina Cifuentes. Desde estas líneas solicito que se habrá una investigación por esas cargas y que se depuren las responsabilidades políticas derivadas de las órdenes dadas por parte de delegación de gobierno y de su máxima responsable.

Como ciudadano condeno cualquier actuación violenta, pero si hay que ser mas contundente en la condena, es contra aquellos que tienen la obligación de proteger y no de crear mas peligro o inseguridad del que puedan generar esos aislados violentos, por lo que pido a las fuerzas y cuerpos de seguridad que no acaten ordenes que vayan contra la integridad física de los cientos de miles de ciudadanos que pacíficamente reclamamos que el gobierno reconozca sus errores y de marcha atrás al desmantelamiento del estado de bienestar y al ataque contra la clase trabajadora de nuestro país.

miércoles, 4 de julio de 2012

La indignidad del Gobierno con las comarcas mineras


Hoy casi mes y medio después de que el Gobierno de España, anunciara que iba a incumplir el acuerdo de mantener las ayudas a las comarcas mineras españolas hasta 2018, para tal como estaba firmado y ratificado por la Unión Europea, reducir el impacto negativo de la desaparición de la industria minera y posibilitar de esta manera una reconversión industrial y social sostenible y sostenida.

El Gobierno de España con esta actitud, no ha dejado mas salida a esos miles de trabajadores y cientos de miles de familias, que salir a la calle, para defender su derecho a poder tener un futuro de vida digno, en sus comarcas.

Los mineros y sus familias son las nuevas victimas de la indignidad y la mentira del Gobierno de Rajoy, que incumple lo firmado, y ataca directamente a las y los trabajadores, aquellos que con su vida y salud han sido parte importante del progreso de nuestro país, y que ahora no podemos ni debemos dejar tirados.

Yo como ciudadano, como trabajador, me sumo a la lucha por la supervivencia de las cientos de miles de familias que viven y quieren seguir viviendo en la tierra donde nacieron, crecieron y donde muchos de sus familiares dieron su vida por el progreso de esas comarcas, que hoy el Partido Popular quiere enterrar, incumpliendo la moratoria de 2018.

Desde estas líneas, pido al conjunto de las y los ciudadanos españoles, y especialmente madrileños, se sumen a la marcha negra que el próximo 11 de julio tomara las calles de Madrid. Que salgamos de nuestras casas, de nuestros trabajos y nos cojamos del brazo de esos compañeros, que el único delito que han cometido es defender su trabajo, con esfuerzo y valentía, para mantener con dignidad, a sus familias y su tierra.